19.1.11

Centrados (19)

Ayer tuve una comida, como siempre estupenda, con mi querido hermano Julio. Estuvimos hablando de un proyecto creo que muy necesario sobre una idea estupenda de nuestro hermano Jairo, iremos hablando... "permanezcan en sintonia" :-)

Pero no os quería hablar hoy de eso, ya habrá oportunidad. Le comentaba ayer que una de las mejores cosas de entrar en la disciplina de escribir todos los días, es que te ayuda a estar centrado en la cosas de Señor, alguno que seguro que ya han experimentado Fausto y Miguel, que ya entraron en los "retos" de escribir durante una serie de días seguidos. Vivimos en un mundo dificil, "maldito mundo", en que no es fácil estar enfocados en las cosas verdaderamente importantes, parece como que permanentemente nos esta poniendo delante cosas que demandan nuestra atención, nuestra pasión.

Y sin embargo entrar en esa disciplina de escribir todos los días, te lleva a estar pensando en las cosas a compartir, y por tanto meditando en las cosas del Señor, o en comunión - común-unión como decía Fausto - con tus hermanos. 
Llevo desde hace días dandole vueltas a algo, voy a ver si escribo sobre ello mañana, el caso es que he estado compartiendo impresiones sobre el asunto con hermanos mios, en twitter, en facebook, por mail, y hasta en whatssapp (una aplicación de sms gratuitos sobre smartphones, lo recomiendo!). Algunos de esos hermanos los veo todas las semanas en la iglesia, otros ni siquiera los conozco en persona y viven a miles de kilómetros de distancia, y sin embargo los siento igual de cercanos, en un mismo sentir, en comunión... ¿Quién dijo que la web2.0 era mala? :-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada