18.6.08

Jaaziel ¿Y ese quién es?

Me estoy quedando atrasado con la "propuesta" que hice para el Pray & Blogs, así, que aquí va la primera parte, espero mañana hacer la segunda.

¿Quien soy?

Empecemos por el principio, en realidad mi nombre es Luis Pérez, Jaaziel es un "nick" que escogí hace ya mucho tiempo, el Jaaziel "original" era un levita, "cantor de segundo nivel" que es referido en 1ª de Cronicas 15.18 (y me da bastante vergüenza que su nombre haya sido relegado si buscas en Google :)

Quiere decir, "fortalecido por Dios", y tiene que ver bastante, en como volví a los caminos del Señor.

Nací y vivo en Madrid, aunque toda mi familia es cubana. Tengo 40 añazos y cumplo 41 el próximo 9 de Julio :(
Estoy divorciado, y tengo dos increibles y maravillosos hijos, Angel y Gabriel.

En mi vida profesional, he montado, junto con algunos brillantes socios, una empresa de software para gestion de riesgos para entidades financieras (Basilea II, Grid computing, Simulaciones de Montecarlo, y demás).

Sirvo en la Iglesia que pastorea mi hermano Rody Loyola, y que plantó su padre, Rodolfo Loyola. Allí soy diacono, es una iglesia pequeña, donde experimento desde hace años la bendición del amor fraterno, del caminar juntos.

Me apasionan las nuevas tecnologías, por el increible potencial de lo que se puede hacer.
Soy blogger desde hace años, y en "El blog de cristianosh" puedes saber más de mi ... o menos por mis "boberias", bueno quizás algunas cosas no estén tan mal :)

He iniciado, con la ayuda del Señor, algunos proyectos en internet que puedes ver en "Cristianosh", y estoy especialmente feliz con "Copycristian" porque he visto como "crece solo" con la ayuda de muchos hermanos, pero sobre todo con la del Señor. Me gusta, y siempre recuerdo, como agradecía un querido hermano:
"Gracias sobre todo a mi querido Señor, que además de haberme salvado, me permite servirle".

En definitiva, como suelo firmar en las "n" comunidades web2.0 en las que participo -busca "cristianos" en facebook, o flickr, o...y por allí me encontraras- :
"Un cristiano en Madrid"

9 comentarios:

  1. Gracias por este post Jaaziel (¿o Luis?)
    No conocía tu testimonio y me ha emocionado leerlo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Eva.
    Bueno, creo que Luis y Jaaziel son la misma persona ;)

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante, Jaaziel. Es verdad que algunas cosas se "deducen" por los posts que leemos, pero muchas otras son nuevas para mí. Y no te preocupes por llegar a los 41, al contrario, es un privilegio. Yo digo que entre más años cumplimos, más sabios nos volvemos :)

    ResponderEliminar
  4. Gracias Keila,
    Buena también hay gente de la que dicen que "tiene muchos años repetidos" ;)
    Espero no sea nuestro caso

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola hermano!, cuando digas tu edad pon: :), claro que entiendo tu sentir y no te juzgo. Ya tiempo atrás, navegando y sin blog, te encontré pero tenías sólo poesias ¡y me encantó! pero sinceramente perdí la huella, y ahora tengo ya de un tiempo recién mi blog y me da gusto volver a encontrarte y en especial porque me encanta Brisita y su poesía y ahora al leer tu testimonio capto que también eres cubano, no cabe duda, que tendremos que decir de nuevo: ¡arriba Cuba!.
    El Señor te siga usando y que siempre te dejes usar por Él.
    Saludos desde mi manantial.

    ResponderEliminar
  6. Hola Isa, es un placer tenerte por aquí.
    Si lo que viste debió ser "Cuando el Espíritu toma la pluma", un blog donde guardo poesías que me conmueven.
    Esta tremenda la invasión cubana ;-D, el Señor bendiga nuestra amada islita

    http://espirituypluma.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. Encantada Jazziel, nos seguimos encontrando.

    Un saludo,

    TeSs

    ResponderEliminar
  8. Te invito a que vistes mi blog y lo enlaces al mío, yo ya enlacé el tuyo....Afmo en Cristo....Lolo Morales
    lolomorales@gmail.com


    ¿Ya probaste a Cristo?
    http://vozdejehova.wordpress.com/2009/03/08/%C2%BFya-probaste-a-cristo/

    Por Lolo Morales - Esclavo de Jesucristo

    “Pues ¿de que le sirve al hombre ganar todo el mundo, si pierde su alma? ¿O con qué cambio podrá el hombre rescatarla una vez perdida?” (Mateo 16:26)

    Probaste con las drogas y no te funcionó, el largo brazo de la cocaína te está matando si no es que ya lo hizo. Probaste con las prostitutas y tampoco te fue bien, sus abrazos solo lograron fragmentarte, destruir tu familia, tu economía y tu vida. El alcohol ya lo probaste en exceso y solo desgracias, miseria y soledad te heredaron, toda tu vida la pasaste haciéndole la bolsa a los cantineros de barriada y de cinco estrellas, y a todos aquellos que trafican con las miserias de la humanidad. El homosexualismo y el lesbianismo te hicieron sentirte cada vez más estigmatizado, solitario(a) y vacío(a) y te enfermaron el alma y el cuerpo. Los títulos académicos, la sabiduría del mundo y el poder del conocimiento te calcinaron el cerebro y te tienen frustrado porque vas de mengua y los que vienen tras de ti ya te superaron en todo. El “éxito” que da el poder y las riquezas te convirtieron en un monstruo, alguien que ve a los seres humanos con un precio en su frente, como si fuera un producto de consumo que puede ser comprado y esclavizado. Crees que lo tienes todo, “ya que tú dices: ‘Soy rico; me he enriquecido y no tengo ninguna necesidad‘ y no sabes que tú eres desgraciado, miserable, pobre, ciego y desnudo“ (Apocalipsis 3:17), un cadáver que aún camina y que no sabe donde va aunque tengas todo lo que un hombre o una mujer en su vida pueda soñar.

    Has andado de religión en religión, probaste la religión oficial, la religión mundial y todas las religiones que hay en el mundo y hoy te tienen más confundido y desilusionado que nunca. Seguiste probando con la política, militaste en las filas del partido del líder máximo, y seguiste fielmente al caudillo de turno, te fue tan mal, te frustraste y viste que allí sola hay maldad, corrupción y las cosas solo empeoraron cada vez más. Probaste con aquellos que en tu niñez o en tu juventud te juraron amor eterno y el día que los necesitaste te cerraron las puertas y te echaron de sus casas. Si ese es el perfil de tu vida o parte de ella, amado amigo, siento decirte que tu padre es Satanás y tu madre es la Mentira. EL pecado es el ángel de tu perdición y de tu muerte. El pecado es la prostituta que mató a Jesucristo y a nosotros también. Y a ti te tiene muerto en vida. Te puedo llenar cien páginas de cosas que has probado en tu vida para hacer sentirte bien y feliz, pero siempre has fracasado en todo y te sientes vacío. Ya probaste de todo y todo te ha salido podrido. ¿Entonces porqué seguir dándole coces al aguijón buscando donde no hay, porqué te afanas en la destrucción total de tu alma?

    ¿Ya probaste a CRISTO?

    Dios hizo al ser humano con un enorme vacío en el centro de su corazón, un vacío del tamaño del océano. Y ese vacío solo lo puede llenar CRISTO. Solo Cristo puede liberarte de la mentira en que te tiene atrapado el diablo, la serpiente antigua, el padre de la mentira, el enemigo acérrimo de Dios y del hombre. Cristo murió y padeció para redimirnos de la muerte y del pecado para siempre y llevarnos a un estadio de gloria y eternidad juntamente con El.

    Pero lo mas maravillo de todo es que el mal y el sufrimiento que te ha causado el pecado fueron el camino señalado por Dios para llevarte a Cristo, el único que puede llenar tu vacío, que más que un vacío, es un abismo si apeadero, y el único camino valido y efectivo para vencer el mal y el sufrimiento en que te encuentras es Cristo.

    Cada acto de traición y brutalidad contra Jesucristo fue pecaminoso y malo. Pero Dios estaba en el asunto. La Biblia dice: “[Jesús fue] entregado [a muerte] por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios.” (Hechos 2:23). Los latigazos en su espalda, las espinas en su cabeza, los escupitajos en su rostro, los arañazos en su cara, los clavos en sus manos, el lanzazo en su costado, la burla de los poderosos de su tiempo, la traición de su amigo, la deserción de sus discípulos: todo fue el resultado del pecado, y todo lo concibió Dios de esa manera para destruir el poder del pecado. “ Se unieron en esta ciudad contra su santo Hijo Jesús, a quien ungiste, Herodes y Poncio Pilato, con sus gentiles y el pueblo de Israel, para hacer cuanto tu mano y tu consejo habían antes determinado que sucediera” (Hechos (4: 27-28).

    Amado amigo lector: Ya no sigas probando fuera de Cristo. ¿Porque seguir empeñado en seguir odiando y matando al Hijo de Dios. ¿Por qué seguir rechazando la oferta de Dios para salvarte del fuego eterno? No ha habido mayor sufrimiento ni mayor inocencia que el sufrimiento y la inocencia de Cristo. Sin embargo, Dios estaba en el asunto. “Jehová quiso quebrantarlo” (Isaías 53:10). Su objetivo, a través del mal y el sufrimiento, fue destruir el mal y el sufrimiento: “Por su llaga fuimos nosotros curados” (Isaías: 53:5). ¿No es cierto entonces que la pasión de Jesucristo Dios la encaminó a mostrar al mundo que no hay pecado ni mal tan grande que Dios, únicamente EN CRISTO, no pueda convertirlos en justicia y gozo eternos?

    El mismo sufrimiento que nosotros causamos se convirtió en la esperanza de nuestra salvación eterna. “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen” (Lucas 23:34)

    ¿Pero como podemos hacer para vencer la maldad y el sufrimiento que nos rodea?, siendo que nosotros mismos, los seres humanos, somos la misma fuente de dicha maldad. La respuesta fueron las palabras de Jesús a Mateo: ¡Sígueme!

    Jesús esta hoy esperando que decidas seguirlo, quiere establecer una vida de “Relación” contigo, y no de una religión o institución en la cual militas o no. Dios te ofrece una relación íntima con el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo que dará fruto de salvación, restauración y una vida nueva.

    Casi puedo ver a Jesús muy dolido, por el daño que el pecado, la religión, y las mentiras de Satanás te han causado, pero al mismo tiempo con un deseo incontrolable de El para relacionarse en manera personal contigo amado lector de este devocional.

    ¿Como reaccionarás ante la invitación de aquél que pagó con precio de sangre preciosísima, la mismísima sangre de Dios? acción que tuvo un costo muy alto, todo para que cada uno de nosotros tenga nuevamente hecha la propuesta.

    Jesús hoy renueva la invitación, y te dice:

    “He aquí, yo estoy á la puerta y llamo: si alguno oyere mi voz y abriere la puerta, entraré á él, y cenaré con él, y él conmigo.” (Apocalipsis 3, 20).

    ¿Cual será tu respuesta a tremenda invitación?

    Abre tu corazón a la verdadera y única fuente de Amor y Salvación. Prueba a Cristo. Aún es tiempo.

    ResponderEliminar
  9. Dios le bendiga en gran manera y hacia adelante en Cristo.Recién estoy viendo el blog, excelente trabajo.

    En mi blog he puesto la licencia copycristian.Creo que es bueno compartir los artículos interesantes bajo esos términos.¡Dios les guarde!

    ResponderEliminar