22.10.06

About, carta para un hermano

Querido hermano Abel,
Gracias por haber tenido el valor de abrir tu corazón en el blog, y compartir de tu hermano Gabriel .
Créeme que el Señor sabia que necesitaba ser "removido" de nuevo.

Hace casi 6 años le detectaron un tumor cerebral a mi hijo primogénito, Ángel, con 4 añitos, que te voy a contar, en aquella consulta en que nos lo comunicaban, descubrí que la expresión "temblar como una hoja" no era solo una forma de hablar.
Fueron 9 meses que más bien fueron un "viaje", una "escalada", un "parto", una "muerte".

Me crié en una familia cristiana, metodista, cubanos exiliados en España, crecí como español, conocí y guste de las cosas del Señor, pero la juventud y un mundo efervescente llamaban a mi puerta, y ciertamente la copa de la alegría la apure hasta el fondo. Me case con una mujer maravillosa, pero que no era cristiana.  
Una casa maravillosa, dos hijos varones que eran mi alegría, un trabajo increíble… Internet iba a revolucionarlo todo y yo no me iba a perder ese "nuevo mundo", eran finales de los noventa.
Y ya casi tenia "domesticado" ese vació interior, me había hecho un experto en ponerle cosas encima, disimularlo, y darle un salto por arriba cuando le pasaba cerca; mi Biblia continuaba en la mesilla de noche, jamás la abría, cada 4 meses le pasaba la mano por encima y le quitaba el polvo.

Un día un pequeño temblor en la mano de mi hijo mayor, "no será nada", y aquella consulta...
Esa misma noche volví mi rostro al Señor y me puse en sus manos ¿Qué merito?.
Como te decía, fueron nueve meses, estuvimos en EEUU, los mejores médicos, los mejores hospitales, créeme que fue un tiempo increíble en "tierra de Moriah", ¡¡Cuánto aprendí de mi pequeño Ángel!!, cuanto me enseño el Señor, cuan en sus manos de amor nos sostuvo.
Hace ahora casi cinco años, mi Ángel volvió a sus moradas, donde me espera.
Dices:
"Hay personas que, aunque no lo entienda, tienen el sentido de su vida en su muerte"
En su muerte porque este evento, dolorosísimo, es el que debe ser el inicio, el móvil, el detonante de una transformación de los que quedan en la tierra, de tal trascendencia que el efecto multiplicador que provoca la partida de la persona a quien amamos tiene años de duración. Cristo tuvo eso, aunque como era Dios, el valor de su muerte tiene consecuencias permanentes, infinitas. Nosotros, simples humanos, podemos tener el mismo sentido pero a una escala infinitesimal."
Así mismo es, mi querido hermano, yo siempre digo que mi hijo me tomo con su pequeña mano y me llevo de vuelta a casa del Padre.
Me asió el Señor y yo me así de Él. Perdí mi empresa, al poco mi mujer se divorcio, con lo cual "perdí" mi casa y mi familia.
Pero el Señor me sujeto en su abrazo y jamás me ha soltado, se que nunca lo hará. He conocido cara a cara al que de oídas había oído, al Dios de toda Consolación, soy sostenido cada jornada por el Consolador.

Baje a las aguas, fui bautizado, y he entregado mi vida a Cristo y su Reino.
Cuando me despedía de mi hijo le decía, y le pedía las fuerzas al Señor, que anhelaba ya el día en que le volviera a ver, y que esperaba ver en su cara que estaba orgulloso de su padre, que él "no había corrido en vano", que nos pudiéramos gloriar juntos, el Señor me traía esta porción de la Palabra que ratifica tu pensamiento:

"(…) seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo; asidos de la palabra de vida, para que en el día de Cristo yo pueda gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he trabajado.
Y aunque sea derramado en libación sobre el sacrificio y servicio de vuestra fe, me gozo y regocijo con todos vosotros.
Y asimismo gozaos y regocijaos también vosotros conmigo." Filipenses 2.15-18

Ese es mi motor, mi esperanza.
Tengo otro hijo, que es mi alegría, se llama como tu hermano, Gabriel, yo le llamo Gabi, y es otro regalo del Señor
Dentro de un mes hará cinco años de la partida de mi hijo, cuanto le añoro, cuantas ganas de volver a verlo… pero aun es tiempo de cosechar, la mies es mucha, y hacen falta mis manos en el arado… nuestras manos hermano.
El Señor te bendiga.

PD. Querido Abel, te estaba escribiendo esto para mandártelo por mail, pero hace algún tiempo que el Señor me viene inquietando con escribir mi testimonio para los que se toman la molestia de leerme. El temible "About". Es siempre un acto de valentía abrir el corazón, y tu valor me ha animado, según iba escribiendo me he dado cuenta que aquí estaba el testimonio, por eso lo hago público.

PD2. Para completar el "About", mi nombre es Luis Pérez, sirvo en la Iglesia Cristiana Evangélica Emaus de Madrid, España, pastoreada por Rodolfo Loyola. ¿Qué por qué Jaaziel? Estaba buscando un nick hace ya mucho tiempo, y leí en la Biblia de un músico levítico, un cantor de segundo nivel en el templo de Salomón, su nombre Jaaziel, significa "consolado, confortado por Dios", lo tuve claro.

18 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Cuántos About semejantes, estimadísimo Luis Jaaziel.
    Viste que la hesed se conoce en persona no sin desgarramientos, y que el testimonio de ella siempre viene como un golpe.
    Por qué será eso. Creí hallar algunas respuestas en las escrituras, pero luego vi que eran otras formas de hesed para consuelo, pero nunca hasta ahora una explicación para la cabeza.
    Un abrazo de espíritus consolados y desconsolados y de almas con interrogantes.

    ResponderEliminar
  3. Mi hermano querido, muchas gracias por compartir asuntos de esa magnitud de dolor. Son muchas las historias que pudiéramos compartir, que nos sorprenderían mutuamente en la semejanza de nuestras vivencias.

    No puedo imaginarme el dolor por el que pasaste, y a la vez sí puedo imaginármelo. El Altísimo también utilizó la muerte física en dos ocasiones para mi purificación y confirmación de Sus promesas: primero, con mi papá, y años después con la pérdida del embarazo de mi esposa, entre mis dos otros hijos.

    Voy a poner un comentario para Abel, allí compartiré más sobre por qué Dios ha orquestado el que ustedes comuniquen esto publicamente. Ustedes nunca comprenderán la profundidad del impacto que causa seguir la voz de nuestro Buen Pastor. Gracias por responderle a El.

    En reposo siempre,

    A&R

    ResponderEliminar
  4. Querido hermano Jaaziel:

    No he querido dejar pasar un minuto más.Hacía tiempo que no me conectaba y haciendo un repaso de mis blogs favoritos comenzé con el tuyo.Dios sabe por qué.
    Tu testimonio me ha conmovido y sl Señor me ha hablado através de él.
    Gracias por compartirlo.
    Dios te bendiga.

    Danny

    ResponderEliminar
  5. Anónimo10:17 p. m.

    Conmovido, es lo menos que te puedo decir querido amigo...no sabia de esto, gracias por compartirlo. Cada día me convenzo más que Dios utiliza la aflicción para cincelar el carácter cristiano. Después de ser probados por tan terrible fuego, el creyente emerge purificado y con gran temple. Mis respetos Jazz.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo12:12 a. m.

    Jaaziel, gracias por compartir. Anima, conforta, inspira.. que nuestras historias se entrecruzan en una historia cuyo Escritor es Bueno y que muy apesar de las tramas violentas, vamos con la certeza que nos conducirá amorosamente al mejor de los finales. Bendiciones y un abrazo fraterno en ese trayecto por andar.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por vuestras palabras

    ResponderEliminar
  8. Jaaziel:

    He sido profundamente conmovido por tu carta. Además, déjame decirte que ha sido una absoluta sorpresa, jamás pensé en algo así de un amigo blogger, pero como bien sabemos, los propositos de Dios son insondables. Creo que Dios, de la misma forma, nos ha utilizado mutuamente para poder reconfortarnos el uno al otro en la esperanza de su obra en la cruz y una vida plena en él.

    Me he permitido compartir tu carta con mis padres, hermanas, mi esposa y la enamorada de mi hermano Gabriel. Aunque no me han dicho nada todavía, estoy seguro que todos han sido impactados con tus palabras, que creo también son para ellos. Te agradezco por la carta, me emociona hasta las lágrimas en verdad, no sabes de cuanta utilidad han sido para mi.

    Saludos desde Lima-Perú.

    Abel.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo1:12 a. m.

    GRACIAS!!!!!
    sin palabras.

    ResponderEliminar
  10. Welcome Home.

    Your new friend and brother,
    Paul

    ResponderEliminar
  11. walter oviedo7:20 p. m.

    solo te puedo decir
    lo que tantas veces me digo a mi mismo
    como dice la biblia:
    FIELES SON LAS HERIDAS DEL QUE AMA

    WALTER OVIEDO

    ResponderEliminar
  12. Luis-Jazziel:
    Solo puedo sentarme junto a tí,y pasar mi brazo sobre tu hombro y estrecharte fraternalmente,amorosamente. Y lloraré a tu lado,tu llanto es también el mío.
    Mi corazón conoce ahora el tuyo y laten al mismo ritmo.
    Con esperanza,tan consolados,tan amados,tan compadecidos,por áquel que nos amo tanto,hasta la muerte.

    Tu hermano aquí y por la eternidad.
    Manlio

    ResponderEliminar
  13. mi hermano Luis, me molesta el estomago de angustia, ya que lo que contas es lo mas triste y ultimo que uno espera en la vida, y quisiera uno que el Señor use como ultima instancia, pero gracias a El que no comprendemos del todo sus planes pero podemos confiar en esto...
    pero me callo ya...! sin mas palabras... solo un abrazo fraterno y que el Señor te bendiga en gran manera...

    Diego Rondinella

    ResponderEliminar
  14. Mari Paz Cala11:22 a. m.

    Mi estimado Cantor
    Entro en tu blog de tanto en tanto; conocía tu testimonio, pero hoy lloré y sentí una profunda emoción al leer tus sinceras expresiones; como tengo el placer de conocerte en persona, puedo afirmar que eres un cristianazo como la copa de un pino. Dios te siga bendiciendo abundantemente y nos dé la oportunidad de nuevo de poder compartir juntos, bien con un café o en tu hermosa congregación, a la que envio un fraternal saludo desde Barcelona. Shalom hermano.

    www.maripaz.es

    ResponderEliminar
  15. Hola amigo !
    Dios te bendiga grandemente
    no me habia atrevido a escribir un commentario es este post ,mucho tiempo sin escribir ,sin detenerme a sacar de mi todo lo que me ha mantenido en silencio .Pero hoy una vez mas me he detenido a leerlo y no te imaginas cuantos recuerdos han llegado a mi vida justo en el momento en que me he llegado a sentir como en aquellos años en los que mi vida fue impactada de una manera unica ,la cual me ayudó mucho a ayudar a otros que luego pasaron por lo mismo ........

    ResponderEliminar
  16. Muy impactante tu testimonio, se que Dios a veces nos llama de regreso a casa con cuerdas de amor, pero en otras, de forma muy fuerte, reconocer la escritura de Dios en nuestra vida aunque el reglon este torcido, es de valientes, y de corazones conmovidos, porque cuando el llama quien podra oponerse.
    Siempre tendremos la esperanza en Cristo de que un día volveras a ver a tu hijo, mas alla del sol.
    Cuanto amor de Dios que tiene reservado para sus hijos grandes y maravillosas cosas!!

    Dios te Bendiga!

    ResponderEliminar
  17. Que maravilloso encuentro el que tuviste. Yo también vi a Dios y su amor, la hesed,como bien lo decía una hermana.
    Cuando estuve en el valle de sombra de Muerte su misericordia me levantó.
    Ya no hay miedos, estoy en la Roca.
    Que Dios te siga bendiciendo.

    ResponderEliminar
  18. Ya veo que Dios tuvo también que luchar contigo

    Ánimo hermano, te ha otorgado la victoria.

    Un abrazo

    ResponderEliminar