15.8.08

Apuntes de una hija del cafe...final.

Enviado a través de Google Reader

Apuntes de una hija del cafe...final.


La única fuerza y la única verdad que hay en esta vida es el amor. El patriotismo no es más que amor, la amistad no es más que amor.....La libertad cuesta muy cara, y es necesario o resignarse a vivir sin ella o decidirse a comprarla por su precio. Jose Marti.

Parte 5.

Septiembre 2001-Mayo 2003. La ultima coladita.

Cuando mi papa se fue, no teniamos idea de como saldriamos nosotros despues, solo sabiamos que de alguna manera lo hariamos. Teniamos fe, solamente fe, y con eso contabamos para enfrentarnos a la separacion y al tener que estar solas por tiempo indefinido. Pasaron muchas cosas en el año y ocho meses que transcurrieron hasta que me fui. Cada una de ellas dejo en mi, el sabor de mis ultimos cafes en Cuba, un sabor unico, amargo y necesario, sabor de despedida.

Fue entonces cuando se presento la operacion de mi mama.Como tuvimos que sobornar al cirujano que la iba a operar, (si, en el pais donde la medicina es gratis para todos hay que sobornar ), sencillamente nuestra reserva de dinero sufrio un bajon durisimo, al punto de quedarnos sin nada y no habiamos conseguido comunicarnos con mi papa para decirle. En Cuba, uno lo piensa unas cuatro mil veces antes de pedirle cinco pesos a alguien, no importa si es tu familia o tu amigo incondicional, ya que nadie anda en condiciones de prestar, asi que no le habiamos dicho a nadie que no teniamos dinero. Esa fue una de las veces que vi la mano de Dios directamente supliendo de manera innegable. Estaba yo atras de mi casa, hirviendo sabanas y toallas en una cubeta sobre un fogon de petroleo para lavar al dia siguiente, y mientras miraba el humo salir y cortaba diminutas lascas de jabon hice una oracion casi desesperada, "Señor, ayudame, mi mama esta recien operada y yo no se que mas hacer". Como tenia la cara empapada de sudor por el vapor, me pare el en portal de atras a refrescarme y cuando mire hacia el frente, vi a mi tio Enrique entrando con una cubeta de naranjas. Cuando me saludo me dio un papelito y me dijo que no lo abriera hasta que el se fuera. Cuando lo hice vi que tenia una nota de mi tia con un billete de cincuenta pesos.Mi tio ese dia habia hecho en su bicitaxi $150 pesos, cosa que nunca pasaba, y habia venido desde su pueblo a traerme $50, para hacer $150 pesos tenia que dar 30 viajes cargando personas en su bicitaxi bajo el sol, y aun asi tuvo fuerzas para venir y ayudarnos con lo que podia. Esas cosas no se olvidan.

Entre tanto mi papa habia hecho su aplicacion para el asilo politico. Como el habia tenido tantos problemas con el re...



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada