18.7.08

Graham y Campbell

Me encanto el post de Rafa, sobre Billy Graham, en el que cuenta las cosas que haría diferente si empezará de nuevo, no tienen desperdicio.:
1. Hablaría menos y estudiaría más y pasaría más tiempo con mi familia. Cuando reflexiono sobre el programa de trabajo que teníamos hace 30 o 40 años, me dejan pasmado todas las cosas que hicimos y los compromisos que cumplimos. A veces saltamos de una parte del país a otra, o hasta de un continente a otro en el curso de sólo algunos días. ¿Fueron necesarios todos esos compromisos? ¿Tenía yo criterios adecuados en cuanto a cuáles aceptar y cuáles rechazar? Lo dudo. Cada día que estaba ausente de mi familia se ha ido para siempre. Aunque muchos de esos viajes fueron necesarios algunos no lo fueron.

2. También pasaría más tiempo en mi desarrollo espiritual, procurando llegar a estar más cerca de Dios para que pudiera ser más como Cristo. Pasaría más tiempo en oración, no sólo por mí, sino también por los demás. Pasaría más tiempo estudiando la Biblia y meditando sobre su verdad, no sólo para la preparación de sermones, sino también para aplicar su mensaje a mi vida. Es demasiado fácil que alguien en mi posición lea la Biblia solo con miras a un sermón futuro, pasando por alto el mensaje que Dios tiene para mí en sus páginas. Y le daría más atención a la comunión con otros cristianos, que pudieran enseñarme y animarme (y hasta reprenderme cuando fuera necesario).

3. Si pudiera hacerlo todo de nuevo, también evitaría cualquier apariencia de participación en la política partidista. En general, como ya he dicho, mi interés principal en mis contactos con líderes políticos ha sido como pastor y consejero espiritual, no como asesor político. (…) Sin embargo, ha habido momentos en que sin duda salí de mi llamamiento como evangelista y me metí en la política. Un evangelista está llamado a hacer una cosa, y solo una: proclamar el evangelio. El meterse en cuestiones estrictamente políticas, o en la política partidista inevitablemente diluye el efecto del evangelista y transige su mensaje. Es una lección que quisiera haber aprendido más pronto.

Realmente para meditarlo..., pues como dice Rafa, hablan las canas, y la experiencia sirviendo en el Reino.

Se lo compartí a mi hermano Jony, y me decía que a Campbell Morgan le preguntaron una vez que si tuviera que planificar otra vez su ministerio en una escala de tres años, cómo lo haría. El respondió, pasaría dos años estudiando la palabra y uno predicando.

2 comentarios:

  1. Ya pase por alla y lo lei.Muy bueno.Vivo cerquita de donde el nacio,era una granja,ahora es la Billy Graham Library,algo asi como un museo,un lugar super lindo y por demas donde aprendes cosas interesante sobre la vida de El,y sobre su esposa.

    Saludos Jaazi,ahh y no olvides el post que debes en Pray&Blogs =)

    ResponderEliminar
  2. Jaaziel5:23 p. m.

    Sí, Betty, lo se. Voy a ver si lo hago este fin de semana ;)

    ResponderEliminar