5.12.06

Activismo

El otro día Rafa, mencionaba una cita que me conmovío, de esas que golpean duro:
"¿Quiero justicia social para los oprimidos, o solo quiero ser conocido como un activista? Al fin de cuentas, paso el noventa y cinco por ciento de mi tiempo pensando en mí mismo. No tengo que ver las noticias todas las noches para percatarme que el mundo es malo, solo tengo que mirarme a mí mismo. No estoy tratando de apabullarme, solo estoy diciendo que el cambio verdadero, el cambio que realmente da vida u honra a Dios, tiene que empezar con cada individuo." Donald Miller

Hoy la volví a recordar, y caí en la cuenta de que no la habia guardado (tantas veces como el Geografo de "El Principito"), me sorprendio ver las últimas que habia apuntado, creo que son un buen contrapunto:

"El revolucionario es el que quiere cambiarlo todo menos a sí mismo. El cristiano es el que quiere cambiarlo todo empezando por sí mismo." Vittorio Messori

"El éxito es la suma de los días no desperdiciados" Anonimo

"Los que dicen que es imposible no deberían molestar a los que lo están haciendo" Einstein

"Préndete fuego, vé a la sociedad, y déjales que vean como ardes" John Wesley

3 comentarios:

  1. Anónimo5:40 a. m.

    Yo discrepo radicalmente con las teorías progresistas que vinculan el discurso revolucionario con la doctrina de la Iglesia.
    Jesucristo nos ha dado el mayor ejemplo.
    En un momento de dominación romana, de injusticias sociales y políticas, de hipocresía religiosa y cuantos otros males, el Señor mostró un camino alternativo, que en definitiva, sí tenía como fin el cambio.
    Cambiar la sociedad a partir del hombre.
    Comparto la frase de Vittorio Messori.

    ¿Cristo fue un revolucionario? ¿Quien dice eso? ¿Algún Teólogo de la liberación quizás? Algunos comunistas, de los que aún quedan, siguen sosteniendo que Jesús fue el primer revolucionario.
    Permitame decirle a esos ideólogos (decir teólogos constituye una afrenta al prefijo teo) que Jesucristo no fue un revoluciuonario.
    Jesucristo vino a RESTAURAR lo que estaba desordenado y a BUSCAR lo que se había perdido.
    La humanidad se "revolucionó" ante la fuerza de su prédica.

    No quiero "activistas". Siempre los activistas son "transeros" y demagogos.
    Quiero cristianos y cristianas que no negocien un ápice del mensaje de Cristo, y que digan lo que deben aunque la gente piense lo contrario.

    Y el mundo aborrecerá
    ¿Acaso no lo dijo Cristo?

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7:05 a. m.

    En la clase de "formación social mexicana", mi maestro declaradamente marxista (y reconocido somnífero) tuvo que enfrentarse con una pregunta provocativa: Maestro, ¿quién influyó más Marx o Jesucristo?
    Aunque hizo gestos de disgusto, se le prendieron los ojos y mantuvo cierto silencio incómodo dijo: en definitiva no tienen comparación, Jesucristo ha conmovido más la historia.
    ¡De esas revoluciones quiero! No de otras.

    ResponderEliminar
  3. Hay una revolución cósmica: El logos se encarnó humano, y resucitó de la Cruz. La parte histórica es sólo un alcance de esa revolución universal. Los revolucionarios de la historia humana son meras creaturas dentro del sistema humano. A algunos los espera la tumba temprana, y otros no han podido salir de ella.

    ResponderEliminar