6.2.07

Cipriano y la Iglesia como Red

Leo en el estupendo blog de Biografias de nuestro hermano Daniel, sobre la vida de Cipriano de Cartago, y llama poderosamente mi atención el siguiente texto que reseña:
"En el orden y funcionamiento de la Iglesia Universal es fiel Cipriano al sentido y espíritu del cristianismo Primitivo. Considera la Iglesia como una red o conjunto de comunidades distintas, iguales en derechos e independientes entre si en su administración, pero unidas por un lazo moral y espiritual, manifestado visiblemente por la concordia de los obispos en la fe y en la caridad (Ep. 54:2,3 y 68:5). Las ideas sobre estos puntos, que expone en las cartas que
pertenecen a las varias situaciones y ocasiones de su episcopado, son más completas y explícitas en el De Unitate Eclesiae.
Si todas las comunidades -fraternidades- cristianas son iguales, lo son sus obispos, como sucesores de los apóstoles con los mismos derechos entre si. Por eso los obispos o jefes de comunidades, son "colegas" o "coepíscopos" (Ep. 55:1; 67:5; 68:1; 74:1, etc.). La solidaridad y unidad de la Iglesia Universal reposan sobre las de los obispos, como sobre un senado... el signo visible de la comunión entre las iglesias o comunidades cristianas es la unión y acuerdo entre los obispos (Ep. 66:8, cf.45:3): "La iglesia es una; no está dividida ni partida, sino todas las partes están enlazadas unas a otras por el común acuerdo de los obispos"
El medio y procedimiento más seguro y sencillo de restablecer, precisar y controlar este mutuo acuerdo en la verdad y caridad son los concilios o asambleas periódicas"
(Julio Campos. Introducción General a las "Obras de San Cipriano" Biblioteca de Autores Cristianos (BAC); Madrid 1964) [Leer Completo]

Corria mediados del siglo III, la Iglesia era perseguida...

La Iglesia como red, eso es lo que creo, la Iglesia es la más formidable "red" que ha conocido la humanidad, directamente del Corazón de Dios, gobernada por el Espíritu Santo, y siendo su única Cabeza, Jesucristo, el Señor. Gloria a Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada