3.12.08

Censos y Números

Que bueno que Rafa, el decano de los bloggers cristianos en castellano ;-D vuelva a compartir sus reflexiones con regularidad.
A raiz de una de ellas "Ansiedad por la asistencia", he estado leyendo y meditando sobre el pasaje de el probablemente más grave de los pecados de David, cuando hace un censo sin que Dios se lo haya pedido, y que tiene terribles consecuencias.
A raiz de ello, encontré algo que escribí hace ya unos cuantos años, cuando tenía más tiempo ... ¡cuanto lo hecho de menos! ;-(

-------------


Los hombres seguimos teniendo obsesión con los números y los censos, como si la obra del Señor dependiera de los “números” y sin recordar lo extraordinariamente caro que le costo a David desobedecer a Dios y hacer un censo.

No me cabe duda, que Él, en su tiempo, cumplirá su promesa:
“El sol nunca más te servirá de luz para el día, ni el resplandor de la luna te alumbrará, sino que Jehová te será por luz perpetua, y el Dios tuyo por tu gloria. No se pondrá jamás tu sol, ni menguará tu luna; porque Jehová te será por luz perpetua, y los días de tu luto serán acabados. Y tu pueblo, todos ellos serán justos, para siempre heredarán la tierra; renuevos de mi plantío, obra de mis manos, para glorificarme. El pequeño vendrá a ser mil, el menor, un pueblo fuerte. Yo Jehová, a su tiempo haré que esto sea cumplido pronto.” Isaías 60.19-22

No obstante para los que fían en los “números” les recordare unos cuantos, que espero animen vuestro corazón.

7.000 fueron los reservados por el Señor de la idolatría, en tiempos de Eliseo.
“Y yo haré que queden en Israel siete mil, cuyas rodillas no se doblaron ante Baal, y cuyas bocas no lo besaron.” 1 Reyes 19.18

300 fueron mas que suficientes para derrotar a un ejercito
“Entonces Jehová dijo a Gedeón: Con estos trescientos hombres que lamieron el agua os salvaré, y entregaré a los madianitas en tus manos; y váyase toda la demás gente cada uno a su lugar.” Jueces 7.7

120 eran los unánimes, recibieron la “promesa del Padre” , el día de Pentecostés.
“En aquellos días Pedro se levantó en medio de los hermanos(y los reunidos eran como ciento veinte en número), y dijo” (...)”Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.”Hechos 1.15 y 2.1-4

70 entraron en Egipto, y una multitud salio guiada por el Altísimo.
“A Jehová tu Dios temerás, a él solo servirás, a él seguirás, y por su nombre jurarás. El es el objeto de tu alabanza, y él es tu Dios, que ha hecho contigo estas cosas grandes y terribles que tus ojos han visto. Con setenta personas descendieron tus padres a Egipto, y ahora Jehová te ha hecho como las estrellas del cielo en multitud.” Deut. 10-20-22

Y 70 hacían caer a Satanás como un rayo
“Volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre. Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará. Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos.” Lucas 10.17-20

30 eran los valientes de David, jefes sobre un ejercito victorioso, tres entraban en medio del ejercito enemigo, y uno alzo su lanza contra trescientos...
“Y tres de los treinta jefes descendieron y vinieron en tiempo de la siega a David en la cueva de Adulam; y el campamento de los filisteos estaba en el valle de Refaim. David entonces estaba en el lugar fuerte, y había en Belén una guarnición de los filisteos. Y David dijo con vehemencia: ¡Quién me diera a beber del agua del pozo de Belén que está junto a la puerta! Entonces los tres valientes irrumpieron por el campamento de los filisteos, y sacaron agua del pozo de Belén que estaba junto a la puerta; y tomaron, y la trajeron a David; mas él no la quiso beber, sino que la derramó para Jehová, diciendo: Lejos sea de mí, oh Jehová, que yo haga esto. ¿He de beber yo la sangre de los varones que fueron con peligro de su vida? Y no quiso beberla. Los tres valientes hicieron esto.
Y Abisai hermano de Joab, hijo de Sarvia, fue el principal de los treinta. Este alzó su lanza contra trescientos, a quienes mató, y ganó renombre con los tres. El era el más renombrado de los treinta, y llegó a ser su jefe; mas no igualó a los tres primeros.” 2 Sam. 23.13-19

12 apóstoles, llenos del poder del Espíritu Santo, transformaron el mundo para siempre.

De Abraham, salio un pueblo en el que vemos el cumplimiento de la promesa del Señor: “Por lo cual también, de uno, y ése ya casi muerto, salieron como las estrellas del cielo en multitud, y como la arena innumerable que está a la orilla del mar” Heb. 11.12, aun nosotros somos hijos de esa promesa: “Así que, hermanos, nosotros, como Isaac, somos hijos de la promesa” Gal. 4.28

Y el “numero” más importante: por el sacrificio de UNO, tenemos vida eterna:
“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” Juan 3.16

Es otro el que convence de arrepentimiento, justicia y juicio, para que de otro sea toda la excelencia del Poder y no nuestra. Suya es la batalla, y por suerte no depende de nuestros "números" ni nuestra fuerzas
“No con ejercito, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos” Zac. 4.6

7 comentarios:

  1. Los números también preocupan al mundo bloguero. ¿Cuántos me leen? ¿Qué hago para recibir más visitas? Pero creo que no vale la pena preocuparnos por ese tipo de cosas. Simplemente, escribamos, ¿no crees?

    ResponderEliminar
  2. Sí Keila, totalmente.
    Una "tentación" peligrosa esa de los "números", en el caso de David, del mismo Satanas.

    ResponderEliminar
  3. @Jaaziel, hermano mío, agradezco tus palabras de ánimo, pero te advierto que no hay que mentir para motivar: aquello de decano me queda grande. Mi carácter es muy delgado como para resistir tal cosa.

    @Keila, tal como decía hace un tiempo en PezMundial, lo importante no son los números, sino su significado. La pregunta sería el objetivo de las visitas. Contar por contar sólo logra hacer crecer el ego, pero por nuestro trabajo, que es medido por Dios y debe ser medido por nosotros, extendemos el reino.

    3 abrazos bien contados y llenos de significado para cada uno de ustedes.

    ResponderEliminar
  4. muy bueno Jaaziel, me agradó mucho, y completamente de acuerdo con el comentario de Keila.

    ResponderEliminar
  5. Rafa, que bueno verte en esta, tu casa. En cuanto a lo otro... "verdad digo y no miento" ;-D
    Anyul, mi hermano, que bueno que te gustará
    Un abrazo, mis queridos hermanos.

    ResponderEliminar
  6. Estimado:
    Quería contarte que bless cambió de domicilio
    Sé que dees estar cansado de modificar mi link :(
    Pero bueno, si desea seguir visitando, es un honor pa mi... ;)

    http://www.blessnews.com/

    Aqui la dejo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Para nosotros, un número mayor es un poder mayor. Menos mal que no dependemos de los números, sino en el Uno por el que hemos sido redimidos.

    ResponderEliminar