24.12.08

El camino que lleva a Belem...

Mis padres salieron de Cuba en el 66, como se dice aquí "con una mano alante y otra detrás" yo vine enseguida en el 67, al poco vino mi hermanita. Realmente erán valientes... y temerarios ;-D
Eramós una pequeña familia, mis abuelos, mis padres, mi hermana y yo.
Gran parte de la familia de mi padre había quedado en Cuba (no vendría hasta muchos años después), y la familia de mi madre estaban yendo para Miami.

Tenía seis años, mi hermana cuatro. Y todavía no conocía a la familia de mi mama, mis abuelitos, los hermanos de mi abuelo, mis tres tias y primos.
Erá la navidad del 73, no había mucho dinero. Mi papa se quedo en España, y nos mando a mi madre, a mi hermana y a mi a Miami a conocer al "familión".

Recuerdo la llegada al aeropuerto de Miami, aquel pasillo, que en mi mente infantil recuerdo inmenso, cristales a ambos lados y todo aborrotado de familia; mi mama lloraba, todos llorabán, mientras nos señalaba a mi hermanita y a mi: esta es tu tia, tu tio, tu abuelito Hector, tu abuelita Rosa, y aquello parecía no terminar nunca.

¡Que inolvidable aquella Navidad!

Tengo muy poquitos recuerdos de mi abuelita Rosa, al poco un cancer la llevo con el Señor, pero no se me olvidará jamas como nos cantaba con su dulce voz su villancico preferido, "El tamborilero".

En esta Navidad de sillas vacias, también la suya, lo recuerdo.
Tengo ganas de volverselo a escuchar... tengo ganas de verle a él, tengo ganas de verle a Él.



Feliz Navidad, mis queridos hermanos. Gracias por estar.

8 comentarios:

  1. Me robaste unas lágrimas, Jaaziel. Me recuerda mucho a lo que escribe Brisa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Keilita.
    Sí, muchas cosas en común con Bea. A los que anhehalamos una patria, entendemos bien lo que es anhelar la Patria.
    Bsos

    ResponderEliminar
  3. hermosa historia Jaaziel, Dios ha sido bueno con todos nosotros.

    un abrazo, hermano

    ResponderEliminar
  4. "En esta Navidad de sillas vacias..." Hay Jaaziel, en esta Nochebuena las sillas vacías me han provocado algunas lágrimas. Ya llegará el día en que viviremos el gran reencuentro en la Patria, con todos los amados que se nos adelantaron. Un abrazo desde Argentina.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, mi querida Jenny, es bueno tenerte por aquí.
    Anyul, mi hermano, así es... cada noche su fidelidad, y cada mañana su misericordia no han fallado.
    Hola Patricia, si esas sillas vacias... que "pesan tanto"... ya queda menos. Un abrazo para ti también desde España.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracais por compartir tan linda cancion esta del tamborilero. Dios te de un año lleno de prosperdidad y paz junto a tu familia. Besitos. eltellama

    ResponderEliminar
  7. Gracias a ti, Lucy por pasarte por aquí.
    Te deseo un año nuevo lleno del Gozo del Señor

    ResponderEliminar