29.5.08

El poder de tu voz, cristianos y política

No me gusta ver el cristianismo mezclado con la política, creo que genera "engendros".
Entre otras muchas cosas porque creo que el cristianismo es una "contracultura", una "contrapolítica".
Pero realmente me gustó este anuncio de Amnistia Internacional, probablemente porque no le gustó a los "políticos", en mi país España, no dejan que lo emitan.
Así que hay va:



ACTUALIZACIÓN:
Francisco, del estupendo "Blog de FFuentes", me pide la opinión en su post "Evagélicos de izquierda y derecha", donde pregunta:
"¿Con qué sector político te sientes más representado: Izquierda (progresista o marxista), Derecha, Centro, o con ninguna?"
Le he dejado un "ladrillo" así, que he decidido ponerlo aquí también:
En la Palabra no se habla precisamente bien de Babilonia, el sistema “babilónico” lo que hace es unir política y religión.
Una mezcla, que para mi, produce siempre “engendros”.
Me desagrada profundamente ver a cristianos defendiendo opciones políticas. Y creo que es algo que ha alejado a mucha gente del conocimiento del Señor. Creo que es una de esas barreras y fortalezas, que estamos llamados a derribar.
Hace ya muchos años que no voto, no tengo puesta mi confianza en los hombres, sino en lo que el Señor quiere hacer por medio de ellos.
Creo profundamente en que el cristianismo y la “política” buscan fines “similares”: “transformar la sociedad” pero por acercamientos, que a mi juicio, los hacen incompatibles.
Jesús lo hace por medio del transformar el corazón, y la “política” lo que pretende es “forzar” a la sociedad como conjunto.
De hecho, pensandolo mejor, creo que más bien, “transformar la sociedad” no es un “fin” del cristianismo, sino una “consecuencia”, y creo que es precisamente esa la clave.
Creo, por otro lado, en el cristianismo como “contracultura”, como “contrapolítica”.
Y creo que el cristianismo, o es “activismo” o no es nada. Y que por tanto tiene el potencial de afectar y transformar todos los ámbitos de la vida, desde lo personal, económico, político, etc.

8 comentarios:

  1. Cristian Sepúlveda6:01 p. m.

    Bueno la política siempre ha estado desde el principio de la Creación. La política de nuestro Padre fue sacar a Adán y Eva, por no asumir la politica de El. Nuestro Señor vino con una política de que la casa de Israel fuera salva y que los gentiles fueran hechos cerca por su sangre para ser un sólo y nuevo pueblo, por política el Sanedrin lo acuso. Podría agregar más, pero el punto es la política que llevamos, si bien es cierto que el Padre no ha puesto su asamblea, para desarrollar tematicas en con tra la política de los gobiernos terrenales, ni hacer alianzas con ellos, sino anunciar la buena nueva que es Jesús el Mesías, y su política es que todos los hombre vengan al conocimiento de la verdad....

    ResponderEliminar
  2. Sí, Cristian.
    De acuerdo.
    De hecho, en el diccionario de la Real Academia, para una de las acepciones de "política" dice:
    "Actividad del ciudadano cuando interviene en los asuntos públicos con su opinión, con su voto, o de cualquier otro modo."
    Y claro que creo que estamos llamados a intervenir en los asuntos públicos con nuestra opinión, y de muchos otros modos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. En cuanto a eso ultimo del video:

    "Y ninguna persona y ningún estado podrá violar nunca ninguno de estos derechos."
    Jeje, es mas bien una ironía decirlo, porque no se hace otra cosa que violar derechos -inluidos esos- desde Nimrod a esta parte. Digo Nimrod, porque se dice de él en algun registro bíblico algo mucho peor. No es que sea el primero ni nada.

    Hasta se ha creado ya un sistema global en donde violar derechos sea un deber y en donde no violarlos parezca una violación de las leyes. (Los cristianos en gran parte participan de esto sin querer reconocerlo).

    Hace la Escritura una diferencia muy grande entre la política como función gubernamental de los sistemas reinantes y la política como modo de abordaje de la vida en sí, aquí en nuestro mundo.

    En cuanto a preguntar si de derechas, de izquierdas, de centro, etc, es muy relativo porque en cada país cambia ese concepto y esa perspectiva. Todas las doctrinas que le dan base a esas perspectivas son diferentes.

    No pareciera nunca poder definirse ni necesario hacerlo.

    No es lo mismo la izquierda de Bachelet que la izquierda de Zapatero, ni es lo mismo la derecha de Sarkozy que la derecha norteamericana.

    No sólo cambia de país a país, sino que también cambia de tiempo en tiempo en un solo país. Por ejemplo, hoy la derecha argentina tiene casi todo de la izquierda de los años setenta, del siglo 20.
    Ni la izquierda de Bachelet es la izquierda de Salvador Allende.

    No tiene sentido encerrarse en esas jaulas, porque no traen ningún beneficio cuando queremos tener libre expresión.

    Siempre nos estarán marcando desde algún punto para poder tenernos catalogados y así respondernos los planteos según los items de las tales catalogaciones que nos han asestado.

    Y resulta que uno es mucho más que esa pobreza, incluso es mucho más cuando puede expresarse por encima de esa pobreza y de ese estancamiento.

    En cuanto a lo de contracultura. hay un muy buen libro que quizás ya leiste, de John Stott, que se llama precisamente asi: Contracultura Cristiana, Teologia de la Bienaventuranzas.

    Tambien el cristiano Enrique Dussell tiene muy buen trabajo al respecto.

    Pero hay nuevas formas de ver esa contracultura en los ámbitos cristianos nuestros, y habría que prestarle también un poco de atención, aunque más no sea para conocer sus puntos de vista. Se trata de algo que supera la contracultura, aunque la incluye como modo de contracorriente. Le llaman por llamarle "trans-contracultura".

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Cristian Sepúlveda7:13 p. m.

    Estimada Monja guerrillera, estoy de acuerdo contigo con respecto a las distintas manifestaciones politicas de area y la diferencia que hay en cada pais. Te invito a consierar esto : Dios tiene una política y la dio a conocer Jesús el Mesías, aqui no tienen parte ni Protestante, ni catolicos ni otro grupo que se apropie de las escrituras, ya no está en manos de los hombres y de Políticas eclesiasticas. Por tanto con todo respeto, derecha , izquierda o centro en este punto no tienen cabida. Sólo lo que el Señor desea para el hombre. Que le conozcan a El.

    ResponderEliminar
  5. Cristian:

    Eso era lo que intentaba decir.
    Hay diferentes formas de políticas que están registradas en las Escrituras.

    Nosotros sabemos que Dios tiene una intención, una voluntad y un poder de realización que nos incluye, pero esto lo sabemos mediante las Escrituras, por lo menos en cuando a lo que respecta a Jesucristo.

    No soy justamente yo partidaria de las izquierdas, las derechas y los centros, por eso decía que me siento más libre sin no respondo si se me cataloga políticamente de una manera tan precaria.

    Lo que me invitas a considerar, ya lo había considerado hace mucho tiempo y me como coscorrones todos los días por ir demasiado lejos en considerarlo. No soy justamente yo demasiado amiga de nomenclar la fe.

    Para mi tampoco caben los protestantes, los evangélicos, los católicos, etc, como subdetenciones o subestaciones del poder de Dios y de la voluntad divina. ¡Y mucho menos de naciones!

    Son sólo denominaciones familiares que tuvieron su momento histórico y que pasaron a posteridades conservando los nombres, por tradición (tradición política, si se quiere, puesto que la religión institucionalizada tiene inevitablemente un rasgo político indeclinable)y que algunos hoy resguardan por una cuestión de familiaridad ideológica con sus respectivas confesiones oficiales.

    Al margen, lo que tú deduces para usar de conclusión: "Que conozcan a Dios por medio de Jesucristo", es algo que tiene sus dificultades propias para poder desentramar y alcanzar ese punto final. En las Escrituras es una proposición, y en la teología bíblica un problemón a resolver todavía.
    Pero hablar de eso será otro día en otro tema. :)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Cristian Sepúlveda4:59 p. m.

    Monjaguerrillera has conquistado mi deseo de platica, creo que bastante entendida eres en el tema. Bien dices, las escrituras proponen y también mandan a todo hombre y en todo lugar, y la teología aún discute aspectos de interpretación, vaya!!!! por eso las escrituras previendo, anuncian en Eclesiates, el fin del hombre es este: teme a Dios y guarda sus mandatos!!!

    Un placer estimada, quisiera platicar mas contigo, y con los del grupo..

    Paz del Eterno..

    ResponderEliminar
  7. Hola a todos. ¿Sabéis? Yo matizaría algunas cosas. Por un lado, como bien habéis dicho, los países y el mismo tiempo cambian esas derechas e izquierdas. De hecho, creo que hoy día eso no es más que nombres heredados de hace dos siglos, y que actualmente no son necesariamente sinónimos de izquierda=progreso, derecha=conservadores. La política se ha hecho extra-partidista, y cada grupo cambia a sus anchas sus definiciones de "progreso" y "libertad". Es una realidad que, los que defienden la tolerancia, se hacen intolerantes con los que no los toleran, es una incoherencia patente, te dicen que toleres sus pensamientos ¡Pero no se te ocurra pedirles que toleren los tuyos!

    Por otro lado, la unión Iglesia-Estado siempre ha acabado mal para la primera. Llegados a este punto, creo que cometemos un error, pues queremos que la iglesia cope un lugar en la política (yo diría más bien en el PODER político), y lo cierto es que sería una institución (las llamadas religiones y denominaciones) intentando controlar a otra institución; creo que la verdadera iglesia escapa de esto, y no necesariamente se encierra en credos y entre 4 paredes... Pero Jesús siempre fue sencillo, le dio importancia a las relaciones PERSONALES. Moisés intervino en la política egipcia, pero no era de izquierdas. José también, pero no era de la derecha. Daniel ocupó un lugar destacado en medio de la corrupción babilónica, y no era de centro... NUNCA veo a la iglesia controlando o dando sus votos a tal o cual partido, sino a PERSONAS que han sabido ser luz en las tinieblas, y a las que Dios les ha permitido establecer un fuerte y firme testimonio de Su Presencia en sus vidas, y el fruto ha repercutido en naciones enteras y en la misma historia...

    ResponderEliminar
  8. Anónimo3:53 a. m.

    Soy Pablo de Argentina y amo a Dios y a la iglesia pero no comparto nada de lo que dicen. Presido el Movimiento Social Cristiano y creo ferviertemente que creyentes fieles al Señor deben ser protagonistas tal como lo fueron Jose, Nehemias, Esther, David, Daniel y tal como tambien lo decia Charles Finney.
    Sin embargo esto es para valientes...
    www.mosocri.blogspot.com

    ResponderEliminar