26.8.07

Hijos, saetas

Escribe Julio sobre la educación de los hijos... asunto delicado sin duda.
Siempre he pensado que una de las claves en nuestros objetivos como padres ha de ser lo que dice la Palabra:
"Camina en integridad el justo,
sus hijos son dichosos después de él" Proverbios 20:7
Estoy convencido que esa es la mejor herencia que podemos dejar a nuestros hijos: integridad.

Por otro lado Julio me ha hecho recordar, leí en una ocasión algo que me conmovió, decía que en el cuadro del arquero, nuestros hijos son las flechas, y nosotros, contra lo que podríamos pensar, no somos el arquero, ese es el Señor, nosotros "solo" somos el arco, pero consideremos cuan indispensable es que el arco sea firme, duro, tensado, para que el arquero pueda tomarnos firmemente y las flechas puedan volar lejos, exactamente hasta donde el determine... me parece hermoso. "saetas en manos del valiente"
"Como saetas en mano del valiente, Así son los hijos habidos en la juventud.
Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos; No será avergonzado Cuando hablare con los enemigos en la puerta." Salmo 127.4-5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada